Funciones de las cajas fuertes ubicadas en establecimientos comerciales

La ubicación de las cajas fuertes en los bancos constituyó el inicio de que estos elementos se incorporasen a casi todos los entornos. Aún no las vemos en los coches, pero ciertamente no falta mucho para que eso suceda (las guanteras no bastan).

Una caja fuerte representa un aliado perfecto para almacenar todas aquellas pertenencias que tienen un valor significativo para los miembros de la familia, sobre todo si queremos alejarlos de cualquier intento posible de robo, incendios y demás incidencias.

Las tiendas son lugares que han venido integrando un compendio considerable de dispositivos de seguridad, entre los cuales se ubican las cajas fuertes, ya que las amenazas que se puedan generar en los bienes a proteger, son diversas.

Nunca es demasiado tarde o demasiado temprano para que el dueño de una tienda, solicite los servicios de un cerrajero gracia  de élite, de modo que la ubique en el sitio más estratégico, y guarde con eficacia según el propósito con el que fue instalada.

Algunas funciones resaltantes que ofrecen las cajas fuertes en los comercios, son las siguientes

  1. Son capaces de proteger documentos durante los incendios

Son muy frecuentes los incendios en los establecimientos comerciales, ya que el origen de los incendios es diverso, desde cables, hasta combustible mal ubicado.

Los incendios pueden afectar la información fiscal del establecimiento, así como los documentos de propiedad del recinto, los cuales en ocasiones son insustituibles por variadas razones.

Las cajas de fuerte ignifugas son la opción perfecta para prevenir esta clase de vicisitudes, ya que estas son capaces de soportar cierto ínterin de tiempo durante el incendio, mientras los bomberos acuden a apagar el incendio.

  1. Evitan que los valores de la tienda sean sustraídos con facilidad

Si hay algo que hay que mantener fuera de la vista de los malhechores, son los valores de la tienda, los cuales están representados por dinero en efectivo, algunas llaves y cualquier otra cosa que disponga de precio considerable.

Nunca sabes quienes serán los responsables de adueñarse de esos objetos, si los clientes, los ladrones que emergen de improvisto, o los mismos empleados de la tienda, sin exceptuar por supuesto, a encargados de tienda deshonestos.

Las cajas fuertes empotradas en este caso, son el elemento que debes considerar para la instalación, por lo que puedes contratar a un cerrajero de elite que la incorpore, de modo que muy pocas personas sepan de su ubicación.

  1. Tienen la facultad de reservar armas en caso de robos de poca monta

Para los propietarios que gusten de las armas de fuego para proteger sus propiedades que por derecho les pertenecen, los armeros constituyen los reservorios perfectos para almacenar sus armas de fuego.

El dueño de una tienda tiene derecho a la legítima defensa, y es ese derecho el que le ha permitido destinar un lugar para su arma, que debería estar debidamente camuflado para que pocos accedan a él.