Cerraduras y seguridad: ¿sabes qué es el bumping?

Es importante estar al tanto de los métodos creativos que utilizan los ladrones para vulnerar las cerraduras. En el mundo de los cerrajeros este conocimiento puede significar la diferencia entre crear un sistema inviolable o un diseño que sucumba ante las vulnerabilidades de los ladrones expertos. En el caso que nos ocupa, hablaremos del llamado bumping y cómo el moderno arte de la cerrajería se ha adaptado para protegerse de este peligroso método. Si quieres saber un poco más, continúa leyendo.

¿Qué es el bumping?

El bumping es una técnica muy usada para violentar cerraduras de todo tipo, puertas de seguridad, cajas fuertes, etc. Es tan efectivo, que algunos analistas consideran que 9 de cada 10 cerraduras pueden ser abiertas utilizando este método. Esto explica el por qué es un método tan popular entre los ladrones, siempre en la búsqueda de nuevas y funcionales formas de abrir todo tipo de cerraduras con el menor esfuerzo. Pero, ¿sabemos en qué consiste? ¿Podemos defendernos de él?

¿Cómo se hace?

Obviamente, lo que el bumping persigue es la apertura de una puerta sin la utilización de la llave y, además sin violentar la cerradura. Suena ilógico, ¿verdad? Pero es un método realmente simple. Consiste básicamente en introducir en la cerradura una llave especial y golpearla una vez adentro para mover los pistones que se hallan dentro del cilindro. El movimiento resultante de los golpes hace que los cilindros salten hasta ubicarse en la posición correcta para hacer que la llave gire y pueda ser abierta la puerta, como vemos, sin uso excesivo de la violencia.

¿Qué se necesita para hacer bumping?

Como pueden adivinar, el elemento más importante para el bumping es la llave especial utilizada para mover los pistones dentro del cilindro. Esta particular llave tiene una forma tal que puede ser introducida en cualquier cerradura de forma tal que pueda recibir los golpes de un objeto contundente, por ejemplo, de un martillo. Estas llaves no son difíciles de conseguir, ya que a través de muchos sitios web pueden encontrarse métodos para hacer bumping e, incluso, para la fabricación de las llaves.

¿De dónde viene esta técnica?

Los inventores del bumping son cerrajeros que conocen a profundidad el oficio y las vulnerabilidades propias de las cerraduras comunes. Esta técnica es tan efectiva que, como ya dijimos, el que casi todas las cerraduras puedan ser abiertas de esta forma ha puesto de cabeza a los expertos en seguridad y fabricantes de cerraduras y cajas fuertes. Sin embargo, aunque parezca simple, el bumping requiere de mucha práctica, ya que el hacerlo mal podría implicar el daño de la cerradura sin poder abrirla.