¿Qué son las cajas fuertes camufladas?

La discreción forma parte del valor y de la misma manera también lo es de la seguridad. Mejor que el que un malhechor no pueda romper la seguridad de una caja fuerte es que no pueda saber dónde está ni tenga la oportunidad de intentarlo.

Cerrajeros profesionales, a quienes puedes contactar presionando el siguiente enlace, comentan que es precisamente a ese enfoque al que responde la existencia de las cajas camufladas.

Definición de cajas fuertes camufladas

Lo que se conoce también como esconderse a plena vista son cajas camufladas de seguridad y cajas fuertes diseñadas para integrarse en paredes y suelos de una vivienda de forma absolutamente discreta y sin levantar ninguna sospecha acerca de lo que se esconde detrás de esa pared, de ese enchufe o esa tarima.

Los estándares de seguridad que se esperan de las mejores cajas fuertes tamaño y peso, entre otros no tienen buen encaje con la discreción que se espera de las cajas camufladas. Por esa razón esta categoría está compuesta principalmente por cajas de seguridad y cajas fuertes de tamaño pequeño.

La principal barrera de seguridad que ofrecen es poder pasar desapercibidas en el interior de una casa. Y, en segundo lugar, las características de seguridad habitual y correspondiente a cada modelo, estructura, material, cierre, etc. Es recomendable contar con un cerrajero especializado.

Algunos tipos de cajas fuertes camufladas

Cajas fuertes para camuflar en el suelo:

De entre todas las cajas camufladas disponibles, las diseñadas para suelo ofrecen el nivel más alto de seguridad física y las mejores garantías para frenar cualquier intento de intrusión una vez detectada la ubicación.

De hecho, muchos de los modelos de cajas camufladas para suelo responden a un diseño estándar de lo que es una caja fuerte y es en este grupo donde encontramos las de mayor capacidad, hasta 21 litros de volumen, con puertas más gruesas, hasta 40 mm o con cierres más seguros combinando llave con cerradura electrónica.

Según profesionales de la cerrajería, a quienes puedes contactar visitando la página https://seguritek.es/cerraduras-mottura/, dada su posible ubicación, en este tipo de cajas es muy recomendable prestar atención a la protección que ofrecen frente a la humedad.

Cajas fuertes para camuflar en el suelo del baño:

No deja de pertenecer a la categoría anterior pero merece un destacado aparte por su apuesta por un camuflaje diferente y tan ingenioso como complicado de detectar. Si todos los modelos reflejados en el punto anterior se esconden bajo una tarima o el tipo de suelo correspondiente, se camufla como el sumidero del baño con su diseño de tapa sifónica. Además es totalmente estanca, algo imprescindible dada su ubicación.

Cajas fuertes para camuflar dentro del armario:

Aquí entramos en una categoría diferente de producto que es el de las cajas de seguridad en lugar de las cajas fuertes. La razón es que un armario no es el soporte más fiable para una pesada caja fuerte, por lo que estos productos, de menores dimensiones y peso por regla general, se ubican en un doble fondo o se fijan a la base para quedar ocultas tras un zócalo.

Para camuflar detrás de un enchufe:

Son cajas de seguridad de reducidas dimensiones y que solo buscan proteger de extraños pequeños objetos de valor. Los enchufes, que no funcionan como tales, se sujetan a la caja mediante imanes. Es recomendable asesorarse con cerrajero profesional y así conocer más sobre el tema.